¿Gobierno abierto? El reto de la participación en los planes municipales de vivienda | Revista Hábitat y Sociedad ¿Gobierno abierto? El reto de la participación en los planes municipales de vivienda | Revista Hábitat y Sociedad

Divulgación

11/noviembre/2019

¿Gobierno abierto? El reto de la participación en los planes municipales de vivienda

La crisis económica y financiera vivida en España en la última década (2008-2018) pone de manifiesto la debilidad del modelo residencial español, ligado a la producción de vivienda libre, en propiedad y vinculada a la necesaria financiación hipotecaria. La incapacidad de acceso a la vivienda para amplios sectores de la población, así como la proliferación de desahucios y desalojos durante estos años, da muestra de ello. A su vez, la sensación generalizada de falta de protección por parte de las instituciones ante esta situación de emergencia habitacional hace que crezcan las protestas ciudadanas y de movimientos sociales para reclamar, además de soluciones de acceso asequible a la vivienda, un papel protagonista en la toma de decisión para incidir en el sistema político a escala nacional, autonómica y local.

Ejemplo de ello podemos encontrar en casos como el de Bormujos, una localidad del área metropolitana de Sevilla (de unos 20.000 habitantes) que bajo este contexto y  tras el cambio de gobierno municipal en mayo de 2015, decide reorientar su política de vivienda apostando por el desarrollo de un Plan Municipal de Vivienda y Suelo Participativo (PMVS). Centrándonos en este caso, analizaremos en qué medida la participación tiene capacidad de incidir en la elaboración de políticas públicas a escala local.

Hablar de participación implica hablar de apertura del proceso de toma de decisión a los diferentes agentes locales destinados a su implementación (políticos, técnicos, ciudadanos). Siguiendo los preceptos de la Producción Social del Hábitat (Enrique Ortiz) o el Derecho a la Ciudad (Henri Lefebvre), la participación otorga a la ciudadanía un papel protagonista en la construcción, gestión y transformación de la ciudad. Así, bajo el concepto de “gobierno abierto”, se busca dar respuesta a los retos sociales apostando por el diálogo para incluir diferentes puntos de vista, aprovechar recursos, propiciar sinergias y generar políticas ligadas a procesos de construcción colectiva que ayuden a profundizar en la democratización del sistema y la construcción de ciudadanía. Son procesos, sin embargo, de enorme complejidad, muy ligados al grado de compromiso de los participantes, y en los que se deberá favorecer una participación transformadora, y no meramente consultiva.

Bajo estas premisas, el trabajo desarrollado en Bormujos se estructuró en distintas fases:

  1. Análisis del modelo de ciudad propuesto por el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de 2014. Se trata de un plan que se reitera en el modelo de producción cuantitativa de vivienda predominante en años previos, y que en 2018 fue declarado nulo por el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, por la ausencia de estudio de impacto ambiental.
  • Estudio de la vivienda vacía del municipio, como primera vía de definición de recursos disponibles para atender a las situaciones de emergencia detectadas.
  • Desarrollo de un proceso participativo de redacción del PMVS, dividido en dos fases:
  1. Fase de diagnóstico: Estructurada en torno a dos espacios de participación paralelos: Uno institucional (Comisión de seguimiento), formado por técnicos y políticos municipales; y otro ciudadano (grupo motor) compuesto por actores sociales y demandantes de vivienda locales. Esta fase se destinó a consensuar los retos y objetivos a afrontar, a partir de las problemáticas detectadas.
  • Fase estratégica: Desarrollada en un único espacio de confluencia de los grupos técnico-político y ciudadano. Dirigida a definir las estrategias y líneas de acción del plan, y establecer los mecanismos de gestión y espacios de participación para su seguimiento y evaluación.